twitter
rss

Quico y Queca son los niños que cuidan el zoo. Estaban preocupados porque no
sabían leer, pero el mago Aurelio les solucionó el problema. Les dio a beber un jarabe con sabor a lentejas y........a partir de ese momento oían como hablaban los animales, ¡¡¡Y LOS ENTENDÍAN!!! Cada animal les enseñó una letra.

0 comentarios:

Publicar un comentario